En una entrevista con la revista "Kaiser Football" de su país, Kresic confesó la forma en la que el modesto club que tenía a su cargo consiguió una victoria 1-0 en el estadio "Los Pajaritos" contra el Barcelona que entonces dirigía Josep Guardiola y que dominó la competencia en la Liga española.
En la primera jornada del torneo esa temporada, Kresic confesó que realizó "algunas cosas que no eran muy deportivas" para ganar tres puntos que eran vitales en su lucha por la permanencia en la Primera División.
"El primer partido fue contra el Barcelona, había visto algunos de sus partidos en la pretemporada y me maravilló. Era distinto en ese momento porque tenía a Messi, Puyol, Iniesta, Xavi y Valdés, pero tuvimos suerte de prepararlo dos semanas y buscamos qué íbamos a hacer para pararlos", explica.
"Logramos ganar pero no me siento tan orgulloso de lo que hice en ese partido, Después de ver cómo jugaba el Barça realicé cosas que no eran muy deportivas. Pedí a los auxiliares que durante una semana no regaran el campo y durante cinco días que no regaran la gramilla", agrega Kresic.
"Si el Barça conseguía jugar con velocidad no teníamos forma de pararlos con 12 o 14 hombres. Con la cancha así, los jugadores se sentían muy pesados y el balón iba más lento. Aparte tuvimos suerte de meter el gol en la única jugada que entrenamos durante 15 días y funcionó", concluye el alemán.
 
* Con información de agencias