No solo suman una derrota a su récord negativo, su rostro sufre las consecuencias del castigo recibido en la jaula.