Estamos en la cuenta regresiva para que se lleve a cabo Wrestlemania XXXI, el evento más importante que cada año festeja la WWE.

Como ya es una costumbre, la empresa de entretenimiento deportivo preparó una función que promete ser inolvidable para este año.

Además del regreso del Undertaker a los cuadriláteros –luego de que perdiera su invicto en el Wrestlemania del año pasado ante Brock Lesnar y aceptara el reto de Bray Wyatt para conocer quién es la cara del “miedo” de la empresa– y la pelea entre los veteranos Triple H y Sting, en "la Vitrina de los Inmortales" se pondrán en juego tres campeonatos, algo que hace aún más interesante el evento que se festejará en el Levi's Stadium, de Santa Clara, California.

La pelea más relevante es la que sostendrán el Brock Lesnar contra Roman Reigns. El ex líder del Escudo buscará arrebatarle el Campeonato Mundial Pesado a la “Bestia”, quien desde que volvió a la WWE en 2012 ha sumado un éxito tras otro.

Aunque Reigns se ha ganado un lugar en el gusto del universo del entretenimiento deportivo, la pelea ante el monarca, que en la semana renovó contrato con la empresa, no será sencilla pues el representado por Paul Heyman ya le ha pasado por encima a peleadores como Taker, John Cena y Triple H.

Precisamente, el rapero buscará ahora el título de Estados Unidos. Cena se medirá con Rusev, el personaje ruso que aún no conoce la derrota en la compañía que preside Vince McMahon.

Por último, el Campeonato Intercontinental tendrá una espectacular pelea múltiple. El campeón Bad News Barrett tendrá que defender su cinturón en una batalla de escaleras ante seis peligrosos y talentosos hombres: Daniel Bryan, Dolph Ziggler, R-Truth, Dean Ambrose, Luke Harper y Stardust.