El boxeador guatemalteco recibió este sábado la presea de bronce que obtuvo en la división de hasta 60 kilogramos, algo que lo emocionó en gran forma.

Kevin, quien reside en Estados Unidos, pero dejó sus raíces en Santa Rosa, se mostró alegre por haber representado al país en los Juegos Panamericanos y haber logrado la primera medalla para su disciplina desde 1995.

"Es un orgullo tener esta medalla que es el producto del trabajo duro pero que es para toda la gente de Guatemala", expresó.