Gabriel Sagastume sigue como representante del país en el tatami de los Juegos Panamericanos, pero ahora como árbitro.

Tres veces competidor en las justas del continente: Winnipeg 1999, Santo Domingo 2003 y Rio 2007 y seleccionado nacional durante más de una década, Sagastume fue uno de los más destacados en su disciplina.

Los momentos más importantes de su carrera los vivió en los Juegos Olímpicos de Sídney 2000 y Atenas 2004, estos últimos con una gran actuación que le permitió alcanzar el quinto puesto.

En 2008 le puso fin a su carrera como atleta y luego de un tiempo de haber sido parte de los entrenadores de la Federación Nacional incursionó en el arbitraje internacional.

En Toronto, Gabriel es parte de los seleccionados por la Unión Panamericana de Taekuondo para impartir justicia en los combates que tienen lugar en el Centro Deportivo de Mississauga.

"Es un orgullo y una alegría poder representar a Guatemala en esta posición, muchas veces me tocó hacer como competidor y a la fecha significa mucho que la gente sepa de donde soy y qué hago", explica.