La modelo brasileña Andressa Urach es recordada por ganar el certamen de "Miss BumBum", lo que la convirtió en una de las mujeres más deseadas de su país, pero a sus 28 años está escribiendo un libro sobre la obsesión de querer ser famosa y reconocida en todo el mundo, en el relata cómo se convirtió en una "prostituta de lujo".

Uno de los pasajes que más interesó, fue escuchar a Urach decir, que se acostó con Cristiano Ronaldo, quien en el momento tenía novia, Irina Shayk, en su apartamento en Sao Paulo. Dice que el futbolista le dejó un morado en su pecho, causado por un mordisco en la cama. "Me dijo que su relación con Irina no era para nada serio", le ha contado Andressa a diversos medios.

Andressa Urach llegó a ser una de las mujeres más bellas y deseadas de Brasil.

Pero la historia de la brasileña va más allá de su encuentro sexual con el astro del Real Madrid, y es que su vida fue de sufrimiento continuo, agrega que sostuvo relaciones sexuales con empresarios, futbolistas, músicos, modelos y actores reconocidos y que ganó mucho dinero, incluso 10 mil dólares por una hora de sexo.

Ahora escribe un libro para que jóvenes como ella no sigan sus equivocados pasos. "Convertí mi cuerpo en una pieza barata de mercancía, entregué intimidad a miles de hombres en solo 27 años de vida", dice la mujer que hoy en día es cristiana evangélica, luego de haber estado muy cerca de la muerte, por una cirugía estética.

Terminó hospitalizada después de varias cirugías plásticas.

"Yo acepté formar parte de orgías solo para estar cerca de gente famosa, convencida de que eso me llegaría a algo mejor. Fui parte de las escenas más humillantes para cualquier mujer... maníacos, pervertidos, ladrones, pedófilos, sadomasoquistas. Tiré mi honor como un pedazo de basura. Lo hice todo por fama y fortuna", expresa.

"Por desgracia me convertí en una de las prostitutas más caras y deseadas de Brasil. Mi cuerpo era perfecto por toda la cirugía plástica y los esteroides que tomaba", aseguró en una entrevista.