El golfista Tiger Woods dio una sorpresa a su novia, la esquiadora Lindsey Von, al aparecer en la meta del descenso de la estación italiana de Cortina d' Ampezzo.

El exnúmero uno del mundo fue testigo de una victoria más de su pareja, con la que igualó el récord de triunfos en la Copa del Mundo, que le pertenecía a en solitario a la austríaca Annemarie Mosser, con 64 éxitos.

Woods apareció con una máscara de calavera, con la intención de pasar desapercibido y dar una sorpresa a Lindsey, con quien mantiene una relación desde marzo del año pasado.

Pero además de pasar desapercibido para el público y su novia, Tiger también quiso ocultar la falta de un diente. Para mala suerte, cuando el estadounidense se quitó la máscara para besar a Lindsey, los fotógrafos captaron lo que el golfista pretendía esconder.

En la galería encontrarán las imágenes de Tiger Woods con máscara y sin ella.