El entrenador de la Selección de Austria, Marcel Koller, se convirtió este miércoles, en el técnico más pintoresco de Europa, al presentarse de una forma inesperada a la conferencia de prensa posterior al juego, en el que su equipo selló su clasificación a la Euro 2016, al haber goleado 4-1 a Suecia. 

Koller no solo dejó ver su alegría, sino su buen humor, cuando se presentó ante los periodistas en la conferencia de prensa, con una llamativa boina típica de Francia, y comiéndose una gran baguette de pan, dando a entender así, que ya se ambientaba para lo que le esperaba en el país galo, el próximo año.