Los aficionados del Barcelona se han pronunciado a través de las redes sociales y otros medios de comunicación en todo el mundo, sobre la controvertida propuesta que ha diseñado Nike para el Barça para la temporada 2015-2016.

El malestar de los seguidores culés, es porque las franjas azul y granas del primer uniforme del equipo no serán verticales, como siempre, sino horizontales, lo que muchos han interpretado como "un sacrilegio contra la tradición".

Según medios españoles, solo el presidente y algunos altos directivos asistieron al desfile secreto de modelos que organiza Nike cada otoño para presentar las propuestas.

El Barça tiene derecho a pronunciarse contra cualquier diseño que no le guste, pero ya estaría fuera del plazo establecido para hacerlo porque Nike necesita meses para el lanzamiento de los equipajes a nivel mundial.