El trinitense Jack Warner, exvicepresidente de la FIFA y que tiene sobre él una petición de extradición por parte de Estados Unidos, fue suspendido de por vida de toda actividad relacionada con el fútbol, por la Comisión de Ética de la FIFA, anunció la instancia este martes.  

Warner fue reconocido "culpable de diferentes actos reprobables de manera continua y repetida durante el periodo en el que ocupó puestos de alto nivel en la FIFA y en la Concacaf" y sobre todo haber "propuesto o aceptado pagos ilegales", reveló la Comisión de Ética en un comunicado.

Warner es el segundo exresponsable de la FIFA en ser suspendido de por vida, después del estadounidense Chuck Blazer, 'topo' del FBI. Ambos eran miembros del comité ejecutivo de la instancia mundial del fútbol, sacudida por un escándalo de corrupción sin precedentes en el que el presidente Joseph Blatter, está ahora siendo investigado por la justicia suiza.

Warner forma parte de los 14 dirigentes del fútbol mundial y de los empresarios arrestados el 27 de mayo por petición de las autoridades estadounidenses, por haber percibido unos 150 millones de dólares en sobornos y retrocomisiones desde el inicio de los años 1990, en el marco de sus actividades .