Elio Canestri, promesa del surf de Francia, falleció luego de que fuera atacado por un tiburón, mientras practicaba en su tabla en las aguas del Océano Índico, a unos 15 metros de la costa de La Reunión, departamento del país galo. 

El joven de 13 años entró al mar al lado de siete de sus amigos que quedaron en shock, después de presenciar como el animal arrancó una pierna y parte del estómago, de acuerdo al periódico británico Daily Mail. 

Un barco acudió a la ayuda del pequeño y lo llevó a los servicios médicos, pero un paro cardiorrespiratorio hizo imposible que le salvaran la vida.  

El ataque a Elio es el número 16 de tiburones en  los últimos cuatro años, una cifra alarmante para la isla, que piensa en un proyecto para proteger a los surfista y nadadores, y no ver afectado su turismo.