El sueño de asistir de nuevo a una Copa del Mundo palpita fuerte en el corazón de los guatemaltecos, después de que este domingo la Selección Sub-20 volvió a ponerle garra y corazón a su participación en el Premundial de Concacaf y derrotó por 2-0 a su similar de Aruba.


Pero si el camino no ha sido fácil para los juveniles, tampoco lo será ahora, porque para sellar su boleto directo al Mundial de Nueva Zelanda deberá derrotar al líder del grupo A, Panamá, el miércoles.

Con su triunfo frente a los caribeños, la azul y blanco sumó 10 puntos, dos menos que Panamá, el último rival de esta fase, que tiene 12.


Si el combinado nacional vence a los panameños, irá directo al Mundial y repetirá la hazaña de 2011, cuando Guatemala se clasificó a la cita de Colombia; si el resultado es adverso, deberá jugar un repechaje contra el tercero del grupo B, que integran México, Honduras, Canadá, El Salvador, Haití y Cuba.


Carlos Estrada y Kevin Bordón fueron los artífices de la victoria. Estrada se apuntó un golazo de chilena en el minuto 43, después de un pase de Pablo Aguilar, y Bordón marcó, en el 60, luego de un contrarremate: se dio media vuelta y de pierna derecha hizo el 2-0 definitivo.

Este torneo otorgará cuatro boletos al Mundial. Los ganadores de cada grupo, en estos momentos liderados por Panamá y México, clasificarán directo al Mundial, los segundos y los terceros jugarán un repechaje en busca de las otras dos plazas.