Con el objetivo de cerrar definitivamente la herida del episodio que provocó la dura sanción de parte de la FIFA para el delantero uruguayo Luis Suárez después de haber mordido al defensa italiano en el Mundial de Brasil, los entornos de los jugadores han empezado a hablar para organizar un encuentro entre ambos mundialistas.

Según el diario español "Mundo Deportivo", Davide Lippi, mánager de Giorgio Chiellini, contactó a Pere Guardiola, representante de Suárez para encontrar el lugar y la forma adecuada para organizar la cita, que incluso puede ser a través de las redes sociales.

Suárez fue sancionado por la FIFA con nueve partidos con su selección y cuatro meses de suspensión de toda actividad relacionada con el futbol, luego del incidente que se durante el partido entre Uruguay e Italia, en el Mundial de Brasil 2014.