Después del abandono de Jerome Champagne, que como David Ginola no pudo encontrar los apoyos suficientes, Joseph Blatter, presidente en ejercicio y gran favorito, solo tendrá tres rivales en la lucha por la presidencia de la FIFA. Por ahora, ya que la comisión electoral debe confirmar sus candidaturas.

Además de Blatter, quedan en carrera para la elección del 29 de mayo en Zúrich, el exfutbolista portugués Luis Figo, el príncipe jordano Alí bin Al Hussein, uno de los vicepresidentes de la FIFA, y Michael van Praag, presidente de la Federación Holandesa.

Jerome Champagne, de 56 años, exvicesecretario general de la FIFA, desconocido del público y sin ninguna posibilidad sobre el papel, había sido el primero en anunciar su candidatura hace poco más de un año, el 20 de enero de 2014.

Pero como el otro francés que se lanzó en esta carrera, David Ginola, el exdiplomático no encontró el patrocinio requerido de cinco federaciones afiliadas a la FIFA (209 en total), una exigencia para presentarse, y anunció este lunes que la aventura se paraba ahí.

La FIFA confirmó este lunes haber recibido cuatro dosieres de candidatura, que deben pasar primero por la cámara de instrucción de la comisión de ética, para "investigaciones de habilitación en diez días", y después volverán a la oficina de la comisión electoral encargada de confirmar o no "su conformidad con las disposiciones reglamentarias".