El lateral derecho marfileño del Paris Saint-Germain, Serge Aurier, fue castigado por su equipo, debido a los insultos hacia el entrenador, Laurent Blanc, y algunos compañeros que lanzó en una red social. El africano fue bajado al segundo equipo hasta el próximo 20 de marzo. 

Fue en una red social, dedicada a la retransmisión en directo de vídeos, donde Aurier llamó "mariquita" a Blanc. En esa plataforma también cuestióno la autoridad que tiene el sueco Zlatan Ibrahimovic en el vestuario, además de calificar como "guiñol" al argentino Ángel di María y calificar al portero suplente, Salvatore Sirigu, como "quemado".

Posteriormente, el jugador pidió perdón a algunos de sus compañeros y recibió el apoyo, entre otros, del centrocampista Blaise Matuidi, amigo personal del marfileño y considerado uno de los pesos pesados del vestuario.

Mientras que Blanc confesó que le habían molestado mucho las palabras de Aurier, a quien lo calificó como un "desagradecido". Confirmó que tendrá una entrevista con el africano y no le cerró las puertas del vestuario.