En el partido entre el Feyenoord holandés y la Roma italiana por la Europa League este jueves que se disputó en Rotterdam, el jugador del cuadro visitante sufrió una manifestación racista de parte de algunos aficionados al club anfitrión, quienes lanzaron un banano plástico a un costado de la cancha.

El incidente sucedió en el minuto 38 y detuvo durante un breve espacio el encuentro pero luego, al minuto 60, Gervinho convirtió el tanto del triunfo 2-1 para su equipo que, con un marcador agregado de 3-2, se clasificó a los octavos de final del certamen.

El marfileño le restó importancia a lo sucedido que hace recordar un caso similar, en 2014, cuando a Dani Alves, jugador brasileño del Barcelona, le lanzaron un banano desde las tribunas del estadio del Villarreal, el cual se comió antes de ejecutar un tiro de esquina.