Como ya es costumbre, muchos padres deciden ponerle a sus hijos el nombre de su ídolo de futbol, algo a lo que las mujeres también han accedido, pero este aficionado se pasó de fanático, y no tomó en cuenta la opinión de su esposa. 

Decidió llamar a su pequeño como su equipo favorito. Así su retoño se llamará Bermondsey Millwall Den, en honor al Millwall FC y el área que está cerca de ese estadio, Bermondsey. 

Para explicar su decisión, el padre recurrió al nombre de uno de los hijos de Beckham, Brooklyn. Según medios de Ucrania, la esposa no está contenta con la elección del nombre, pero él dice que ya consiguió que le hable de nuevo.