La Federación de Futbol de Guatemala, decidió sancionar con dos años de suspensión a los futbolistas guatemaltecos, Marvin Ávila, Sergio Trujillo, Marco Tulio Ciani y al salvadoreño Kevin Santamaría. 

Los jugadores que dieron positivo por la sustancia dimetil butilamina, cuatro meses atrás, en el último tramo del Torneo Clausura, no podrán participar en ninguna actividad deportiva, sin embargo deberán esperar la resolución final de la FIFA y de la Agencia Mundial Antidopaje (Wada por sus siglas en inglés), para saber si serán solo dos años de suspensión, o cuatro. 

El Comité Ejecutivo de la Fedefut, enviará la resolución a estas entidades, para que determinen el castigo. Este año la Wada acordó que si un atleta da positivo debe ser sancionado con cuatro años. Los jugadores serán notificados de manera oficial, este miércoles.