San Lorenzo sufrió mucho más de lo esperado y llegó a necesitar el alargue para derrotar al equipo semiprofesional Auckland City (2-1), este miércoles en Marrakech en la segunda semifinal del Mundial de Clubes, donde el sábado buscará la gesta contra el Real Madrid.

Los argentinos llegaron a adelantarse con un tanto de Pablo Barrientos en el 45+2, aunque el español Ángel Berlanga igualó para los neozelandeses en el 67.

El partido fue al tiempo extra y allí Mauro Matos, que había entrado en la segunda parte, logró el gol del triunfo (92), ante un Auckland que no se rindió y que incluso envió un balón al palo en el 112.