Neymar causó polémica a su llegada a Estambul, donde la Selección de Brasil enfrentará a su similar de Turquía en un partido amistoso de la Fecha FIFA.

El crack del Barcelona fue el primero en arribar del plantel del Scratch, pero lo hizo con un atuendo que provocó la crítica entre los medios de su país.

Y es que el delantero del Barceona se dejó ver muy informal (con gorra y aretes,) dos de los complementos que el director tecnico Dunga indicó que no deberían usarse en los arribos a las concentraciones.

El timonel había dado un instructivo a los miembros de la Canarinha, en el que se aconsejaba no utilizar, gorras, aretes y teléfonos celulares, además de que recomendaba el uso del traje.