El flamante seleccionador de futbol de Paraguay, el argentino Ramón Díaz, aseguró este jueves que asumió la conducción de la albirroja "para cambiar la historia" de malos resultados del combinado en los últimos años y se fijó como meta clasificar al Mundial Rusia 2018.

"Venimos para cambiar esta historia y esto se hace con dedicación, aplicación y una buena estructura de trabajo", manifestó Díaz en su primera conferencia de prensa en Asunción luego de su nombramiento el 4 de diciembre.

"El Pelado" Díaz, una leyenda del argentino River Plate como jugador y técnico, estará acompañado en el banquillo por su hijo Emiliano y Andrés Silvera como asistentes.

El afamado entrenador, que por primera vez dirige una selección nacional, se comprometió a "recomponer" la maltrecha imagen del combinado guaraní, ausente del Mundial Brasil y en franca caída desde que Gerardo Martino, ahora seleccionador de Argentina, dejó la dirección luego del subcampeonato en la Copa América 2011 y llevar a Paraguay hasta los cuartos de final del Mundial Sudáfrica 2010.