Lograr que el Real Madrid olvide a Carlo Ancelotti: este es el reto del español Rafael Benítez, nombrado este miércoles nuevo entrenador por tres temporadas con la doble tarea de devolver al equipo a la cúspide y eclipsar a su predecesor italiano.

'Rafa' Benítez, nacido en Madrid hace 55 años, vuelve así a sus orígenes, después de haber jugado de 1974 a 1981 en el segundo equipo del club, el Castilla, del que también fue entrenador (1993-1995).

"Es un día muy emocionante, de volver aquí, a mi casa", dijo con voz entrecortada por la emoción en su presentación en el Santiago Bernabéu.

El técnico fue brevemente adjunto de Vicente del Bosque en el banquillo del primer equipo durante la temporada 1993-1994, antes de conocer el éxito en Valencia (2001-2004) y después en Liverpool (2004-2010), donde conquistó una Liga de Campeones en 2005.

Pero este entrenador, que acaba de cerrar con una nota negativa su experiencia de dos años en Nápoles (5º puesto en Serie A) tendrá que demostrar que conserva el ADN del Real Madrid 20 años después de dejar la 'casa blanca' y que sabrá resistir a la presión de este club mediáticamente muy expuesto.

Prometo "trabajo, dedicación. Tengo un buen equipo de trabajo. Espero que las cosas vayan bien", afirmó Benítez. Deseo "que ganemos títulos, que el equipo juegue bien y agradecer con mi trabajo la confianza", agregó.

Asumir la sucesión de Ancelotti se presenta difícil. En dos temporadas en el banquillo, el italiano se ganó el afecto de la afición logrando en su primer año la tan esperada "Décima", la 10ª Copa de Campeones en la historia del club.

Su personalidad amable y respetuosa, tanto con los jugadores como con los periodistas, le valió entre otros el apoyo abierto de la estrella Cristiano Ronaldo, lo que sin embargo no impidió al presidente Florentino Pérez despedir al italiano al término de una segunda temporada decepcionante.

 

"Hoy comenzamos una nueva etapa, lo hacemos con el convencimiento que este entrenador nos hará más fuertes", declaró Pérez en la presentación de Benítez, al que calificó de "hombre de la casa". "Tu corazón es madridista, los deseos de los seguidores dependen de ti", agregó.

Benítez sabe por lo tanto qué debe hacer: tendrá que vencer pero, sobre todo, convencer.

Benítez tiene a su favor una cultura táctica reconocida, un sólido palmarés y el hecho de haber ganado títulos en todos los clubes por donde ha pasado desde hace 15 años.

Pero el último gran hito en la carrera de 'Rafa' es su impresionante remontada con el Liverpool en la final de la Liga de Campeones 2005 frente al Milan de Ancelotti, después que los milaneses fuesen ganando 3-0 en la primera parte.