Bieber, adorado por adolescentes de todo el mundo, ya ha escoltado a Mayweather en otras importantes peleas.

La buena relación entre ambos se refleja en las numerosas apariciones públicas que han hecho juntos, y en detalles como el del año pasado, cuando el cantante sorprendió a Iyanna, la joven hija del boxeador, acudiendo a su cumpleaños.

Sin dudas, será esta una jugada publicitaria de ambos para ganarse a los "Beliebers", las fanáticas desaforadas del cantante canadiense, que lo más seguro verán por primera vez en su vida un combate de boxeo.

La subida al cuadrilátero es uno de los momentos más importantes de una pelea. Toda una liturgia que va desde la música de entrada a la arena, la forma en que se entra al escenario, la ropa que se viste, y la gente que acompaña al boxeador.

Más que la pata de conejo de la buena suerte, Bieber parece ser una bien planificada operación de Mayweather para sacar ventaja antes del combate.

Hace tres años, Pacquiao cayó a la lona tras una pelea ante Juan Manuel Márquez. Justin Bieber aprovechó el momento para burlarse del filipino con imágenes que publicó en Instagram, acompañadas de comentarios ofensivos.

Ver al canadiense sobre el cuadrilátero, podría enfurecer a Pacquiao y hacerle olvidar su plan de pelea.

La alianza Mayweather-Bieber es extraña, pero no inusual. Celebridades del deporte y del espectáculo suelen compartir momentos, porque en cierta forma ambos tienen la misma facultad de meterse en la piel de personajes ajenos para interpretar un papel.

* Con información de agencias