Dally, futbolista del Freamunde de la segunda división de Portugal, realizó uno de los festejos más obscenos del año.

El marfileño mandó el balón a las redes y como muestra de provocación a la tribuna rival del equipo Chaves decidió bajarse el short y mostrarles su trasero.

El árbitro no toleró la acción del jugador africano y lo expulsó del encuentro.

Mira el peculiar festejo de Dally: