Nadie niega la calidad en el terreno de juego de Ronaldinho. A sus 34 años aún es un crack, de esos que se han ido extinguiendo, querido por la hinchada por ser un tipo atrevido y por contar con grandes dotes de magia.

Los Gallos Blancos de México tienen en sus filas a un futbolistas capaz de llenar estadios y vender miles de camisetas, pero que en el terreno de juego no ha sido lo que esperaban los directivos ni ha desquitado el millón de dólares que gana al año.

Basta decir que en el Clausura 2015 solo ha participado en dos partidos, uno de ellos completo, y desde que arribó a México se ha hecho presente en el marcador en tres ocasiones. Destellos de magia, un par de asistencias y nada más.

Entonces... ¿si tuvieran un equipo profesional y las facultadas de desembolsar un millón de billetes verdes al año, apostarían por tener en su club a Dinho?

En la galería les mostramos los pros y contras de contar con Ronaldinho en su equipo.