El serbio Novak Djokovic, número uno del ranking de la ATP, y el escocés Andy Murray, ubicado en el puesto 2, disputarán la final del Abierto de Australia 2016.

Al serbio se le presenta una nueva oportunidad para volver a demostrar el por qué es el mejor tenista en la actualidad, mientras que Murray buscará dar la sopresa y quedarse con el título.

Nole ya ha estado en esta situación. También era el favorito para ganar su primer título del Abierto de Francia el año pasado, cuando llegó a la final con una racha de 28 victorias, pero fue sorprendido por el octavo preclasificado Stan Wawrinka, quien le había ganado apenas tres veces en sus 20 duelos anteriores.

El primero del ranking mundial enfrenta a un oponente como Murray que está empeñado en conseguir la corona en Melbourne Park después de quedarse a un paso tantas veces, y que además quiere sumar su tercer trofeo de Grand Slam luego de ganar el US Open de 2012 y Wimbledon en 2013.

En la final femenina, la alemana Angelique Kerber venció a la estadounidense Serena Williams.