Jorge es un chico amable, amante del futbol y de los estudios, que ha vivido momentos dulces y amargos en su carrera futbolística, por ser hijo del político Manuel Baldizón, que se perfila como uno de los candidatos a la presidencia de la República.

Pero este miércoles está decidido a dejar a un lado los prejuicios que lo han marcado, para buscar uno de sus grandes sueños: jugar en Europa. Se unirá al Celta de Vigo B, de la Segunda División de España, con el que firmó por dos años.

“ Cambiar de aire va a ser genial, porque, aunque he sabido sobrellevar las dificultades, no es lo ideal. La presión de tener el apellido de una persona que va a disputar en breve una candidatura (a la presidencia) no es fácil”, expresó Baldizón, hijo.

El nacional dio este martes su última conferencia de prensa, en la Municipalidad de San Miguel Petapa, en la que el equipo local, hizo oficial su traspaso al club gallego.

“ Siento mucha emoción, pero no miedo, tengo hambre de triunfar y eso es lo importante. Les digo a los demás que si yo pude lograrlo lo puede hacer cualquiera, solo hay que luchar por lo que se quiere”, dijo.

Según explicó, directivos del Celta le solicitaron videos para ver su trabajo y le dieron la oportunidad de jugar en ese país.

“ Se interesaron en mí porque a mi corta edad (18 años) ya juego en la categoría mayor y he anotado. Además me relacionaron con Fredy Burgos, quien jugó en Petapa y ahora lo hace en Hungría, y me llamaron. Estuve a prueba en diciembre y luego firmé un contrato por dos años, aplazable a cuatro”, indicó.

Pero para Jorge Eduardo, irse no es fácil, porque dejará a su familia. “He llorado con ellos, pero tengo que hacerlo porque es una oportunidad en un millón. Para mí este es el inicio de un sueño que espero realizar. Debutar con un equipo de liga mayor allá (España) e ir a un mundial sí será un sueño hecho realidad”, expresó.

Junto con él permaneció su novia, Alejandra, quien no pudo disimular la nostalgia. “Me quedaré triste, pero me da alegría saber que él lucha por sus sueños”, dijo.

Baldizón aprovechará su estadía en España para estudiar administración de empresas, en la Universidad de Vigo.

Según su itinerario, viajará a las 14:30 horas rumbo a España, espera descansar entre seis y siete horas y de inmediato unirse a los entrenamientos con su nuevo equipo.