El partido entre el Rayo Vallecano y FC Barcelona quedará marcado para el portero del cuadro local, Juan Carlos. Cometió un error en el primer gol catalán, le paró un penal a Luis Suárez y tuvo una anécdota especial con Lionel Messi.

Cuando el partido aún estaba empatado sin goles, Juan Carlos abrazó al jugador rosarino, después que este (Messi) fallara una ocasión clara para abrir el marcador. Juan Carlos al darse cuenta que "La Pulga" se había comido el gol, le dio un abrazo al sudamericano como un gesto de "agradecimiento".

Al final del partido, Messi marcó tres goles y fue la figura de su equipo. La acción del portero del Rayo fue objeto de broma en las redes sociales.