La serie de penales entre Colombia y Argentina fueron todo un drama.

En los cinco primeros cobros, Luis Muriel de Colombia, erró su disparo y cuando Lucas Biglia de Argentina tenía todo para sentenciar el encuentro, falló el penal decisivo enviando el duelo a “muerte súbita”.

Ahí, Carlos Zúñiga y Jeison Murillo también fallaron, y este último envió su tiro “a las nubes”. Por Argentina, además de Biglia, erró Marcos Rojo cuyo cobro también se fue muy elevado.

Pero, ¿Por qué tantos penales fueron enviados a las gradas?

El diario español “Marca” reportó las malas condiciones en las que estaba el punto penal, lo que provocaba que si el balón no era golpeado con destreza, saliera hacia arriba lo que le pasó a los jugadores antes mencionados.

De hecho, el propio Murillo se quejó del punto penal una vez finalizado el encuentro: "Se me resbaló el pie de apoyo y se alcanzó a mover el balón cuando pateé”.

Así lucía el punto penal en el duelo Argentina vs. Colombia de cuartos de final de la Copa América: