Algo inesperado podría ocurrir en el Barcelona en la siguiente temporada. No se trata de un cambio en la dirección técnica, ni de la llegada o salida de un futbolista, sino de una transformación en la camiseta que terminaría con una tradición de más de un siglo.

En sus 115 años de existencia, los culés se han caracterizado por portar un jersey de local blaugrana con las franjas verticales, algo que podría modificarse para la próxima campaña.

El periódico español Spor adelantó que Nike, la marca que viste a los culés, busca un empuje en el mercado con las casacas culés, por lo que han ideado utilizar franjas horizontales, una variante que nunca ha sucedido en la historia del conjunto blaugrana.

De acuerdo al portal del periódico ibérico, el presidente del club, Josep Maria Bartomeu, ya ha sido notificado de la que sería la nueva piel principal de los culés. En tanto, el uniforme de visita también sufriría modificaciones con un color amarillo adelante y la bandera de Cataluña en la parte posterior.

En la galería encontrarán los uniformes del Barcelona en la última década.