Ella estuvo en el equipo que candidateó a Qatar para el Mundial de 2022, fungió como jefa de prensa y ahora está bajo custodia de la FIFA por las revelaciones que hizo. 

Se llama Phaedra Almajid y a través de BBC denunció la compra de votos en la elección de la sede del Mundial 2022 por parte de Qatar. Reveló que directivos de su país ofrecieron dinero a miembros de la FIFA a cambio de su respaldo.

En 2011 Almajid fue visitada por funcionarios del FBI, después de conocer que hubo amenazas en su contra por sus declaraciones. "Me interrogaron sobre el proceso de la candidatura catarí y me preguntaron sobre todas las amenazas que había recibido de los cataríes".

En ese momento decidió que los ayudaría con la investigación, aunque estuvo consciente que por colaborar tendrá que cuidar sus espalda el resto de su vida.

Ahora platicó con el "Mail Online", a quien dijo Qatar será despojado de la justa mundialista de 2022 , pero que sigue temiendo por su seguridad ya que los extremistas de su país la verán como la culpable de esto, según informó el "Mail Online".

Además habló de la renuncia de Joseph Blatter como presidente de la FIFA, a la que se refirió como una "estratagema astuta".

“ Yo simplemente no creo Blatter. Todo lo que hace está muy calculado. Él va a tratar salvarse a sí mismo".