Pep Guardiola  mostró al mundo una manera de aliviar la tensión en momentos de nervios. En pleno partido de la Copa de Alemania, entre Bayern de Múnich y Bayer Leverkusen, el entrenador español demostró sus habilidades para hacer a un lado el estrés, practicando otro deporte.

Corría el minuto 43 del encuentro cuando el exentrenador del Barcelona tomó un balón y comenzó a jugar baloncesto, incluso hizo el amague de lanzar hacia una canasta imaginaria.

Esta acción dejó sorprendidos a todos los presentes, sobre todo a sus jugadores en el banquillo de suplentes. Las imágenes muestran a Thiago Alcántara mirando a su entrenador con un gesto de evidente sorpresa.

A final de cuentas, Bayern de Múnich logró imponerse en los penales al Leverkusen para avanzar a las semifinales del certamen, en donde se medirán ante el Borussia Dortmund.