El volante de 27 años disfruta del poco tiempo que le resta a su período de vacaciones en Guatemala, en el que ha convivido con su familia y en el que se tomó un respiro de la exigencia de la campaña de su regreso a la liga estadounidense.
Previo a incorporarse a la pretemporada que los Sounders llevarán a cabo en Arizona, Pappa participó en su presentación como el primer atleta guatemalteco que recibe el patrocinio de la marca Nike y conversó con Publinews sobre sus objetivos para la competencia que está por comenzar.
Durante la plática, el jugador confirmó que la decisión que tomó de volver a la MLS luego de un mal recordado paso por el Heerenveen de Holanda, en el que no contó con la confianza del entonces entrenador Marco van Basten, fue la más acertada.
A lo largo de los partidos, Pappa contó con la confianza del técnico Sigi Schmid para ser el complemento de Clint Dempsey y Obafemi Martins en una ofensiva que se combinó para convertir 65 goles.
Junto con esto, Marco fue elegido como el mejor latinoamericano por la Liga y por la cadena “Univisión”.
Este inicio de temporada con Seattle tendrá para ti una nueva perspectiva con el respaldo de una marca reconocida internacionalmente.
Sí, es algo motivante porque como futbolista siempre se busca tener un patrocinador y ahora lo tengo para comenzar a trabajar en mis nuevos retos y comenzar bien 2015.

¿Cuales son esas metas que te has propuesto para tu segundo año con el equipo?
Ahora mismo disfruto de mis últimos días de vacaciones, pero lo primordial para mí es aprovechar cada oportunidad que tenga y hacerlo bien para lograr un puesto en importante en el equipo.

En 2014 Seattle fue el mejor equipo en la temporada regular y ganó la Copa Lamar Hunt, pero le faltó un pequeño paso para estar en la Copa MLS.
Sí, Seattle es un equipo muy competitivo que logró muchas cosas importantes y fue muy sólido para que ganáramos el “Supporters Shield” (premio al club con el mejor récord) y la Copa, al final un gol de visita (contra el Galaxy de Los Ángeles) fue lo que marcó la diferencia y nos eliminó de la final.

¿Haber vuelto al papel de jugador protagonista dentro de un plantel fue tu logro más importante en el regreso a Estados Unidos?
Sí, no hay duda de que la mejor decisión para seguir con mi carrera fue volver a la MLS y estar en una ciudad muy futbolera que apoya al equipo. Volví a sentirme importante y eso me ayudó a ganar confianza para ganarme un espacio en la alineación.

Seattle fue el lugar idóneo para recuperar lo que perdiste durante tu etapa en Holanda con el Heerenveen.
Sí, volver a sentir esa competencia y demostrar que tengo el nivel para jugar en la liga fue algo muy valioso que extrañé en Europa.

¿Qué podemos esperar de ti y de los Sounders en la nueva temporada?
Espero que grandes cosas, desde 2009 cuando estaba en el Fire de Chicago me di cuenta de que Seattle era un equipo que se proyectaba para competir y buscar los trofeos que finalmente ganó el año pasado, hasta ahora siempra ha estado en los playoffs y es parte de una ciudad muy futbolera en la que su afición apoya y siente mucho sus colores.