A muchos futbolistas les apasiona la velocidad cuando están al volante.

A Gerard Piqué, Arturo Vidal, Karim Benzema y Carlos Tévez se les une Cesc Fábregas. El futbolista del Chelsea fue captado por las cámaras cuando conducía su Aston Martin a 177 kilómetros por hora (110 millas por hora), el doble de la velocidad permitida en Surrey, un condado de Inglaterra.

El mediocampista español fue multado con tres mil 500 euros y una sanción de medio año sin conducir.

“Está arrepentido y aprendió la lección. No es el tipo de persona que suela hacer estas cosas. No lo repetirá”, indicó ante el juez su abogado, Ben Waidhofer, de acuerdo a la prensa inglesa.