Parecía que la función de Raw de la WWE iba a ser una celebración de Seth Rollins, después de que el llamado "Futuro de la empresa" retuviera el Campeonato Mundial de Peso Pesado en Money in the Bank ante Dean Ambrose.

Así, el aún monarca fue el primero en aparecer en el Quicken Loans Arena, en Cleveland, Ohio, para celebrar que derrotó a su excompañero en "El Escudo", sin ayuda de "La Autoridad".

Pero Ambrose no dejó que el "Arquitecto" presumiera su triunfo y lo interrumpió en el centro del ring. Después de intercambio de golpes de ambas superestrellas, el monarca abandonó el cuadrilátero.

Pero eso no fue todo. Al final de la función Triple H y Stephanie McMahon anunciaron al nuevo retador al título. Rollins volvió a aparecer y para su sorpresa se trató del excampeón Brock Lesnar.

"La Bestia" no necesitó palabras para intimidar a Rollins. Con una fuerte mirada a los ojos provocó que el campeón de la WWE una vez más dejara el cuadrilátero, ante la sonrisa de Triple H y Stephanie McMahon.