La deportista de 24 años, originaria de Coatepeque, Quetzaltenango, rompió el silencio y compartió el momento difícil que vive después de que no pudo participar en los Juegos Panamericanos de Toronto, por haber dado positivo por clembuterol y boldenona en un control de dopaje. Ástrid competiría en la categoría de +75 kilogramos.

¿Cómo vives este momento?

Es una situación que no me esperaba debido al cuidado que he tenido durante 10 años de carrera, pero si bien hay formas de tratar de demostrar lo contrario, se las dejo a Dios porque él sabe que esto no es así. Estoy tratando de defenderme con los medios que tengo.

¿Cómo reaccionó tu familia?

Mi mamá es una de las personas más afectas, porque somos un equipo donde compito, y mi familia conoce todos los esfuerzos que hemos hecho, me apoya. Todos estamos muy tristes porque no nos esperábamos esto y tenemos fe en Dios en que las cosas van a tomar su rumbo.

¿Ya te dieron audiencia?

Todavía no tengo una fecha, solo me entregaron la notificación el domingo.

¿Quién más te apoya?

Mis amigos y la gente que me conoce, estoy muy agradecida porque eso me da la fortaleza y la gana de demostrar que esto no es cierto.

¿Cómo es tu alimentación?

Como todo deportista me he cuidado en temas de alimentación y suplementos, creo que es lo normal. Mis asesores son del Comité Olímpico, pero lastimosamente, como dije, no tenemos el acceso a ver qué le ponen a la vaca, eso no es responsabilidad de nosotros. Espero en Dios que esto tenga solución.

¿Has tenido acercamiento con personeros del Comité Olímpico Guatemalteco ?

Todavía no, supongo que cuando finalicen los Juegos vamos a tener algún tipo de comunicación.

¿Continuarás en este deporte después?

Aún no puedo responder, ahora no estoy segura.

¿Cuáles son tus metas?

Gracias a Dios mi única meta no era el deporte, era a lo que me estaba dedicando de lleno, pero tengo la universidad y otras metas en mi vida. Tampoco me dejaré morir, como todo buen atleta con la frente en alto y a seguir el proceso, que es lo que se debe hacer.

¿A qué te dedicas?

Estudio una Licenciatura en Deportes.

¿Tenías programada otra competencia?

Sí, iría a competir al mundial, que era más importante porque otorgará plazas para los Juegos Olímpicos.

¿Qué haces en estos días, que estás suspendida provisionalmente?

Regresé el martes de Toronto. Me estoy enfocando en los demás proyectos que tengo, aquí la vida de Ástrid no se termina y todavía no han dictado sentencia.