Desde la presidenta Cristina Kirchner hasta el astro del futbol Lionel Messi se unieron al pedido de "Ni una menos", para decir basta a los feminicidios en Argentina, donde una reciente serie de crímenes de mujeres a manos de sus parejas o exparejas sacudieron a la sociedad.

La movilización se concentrará frente al Congreso de la nación en Buenos Aires a partir de las 17H00 locales (20H00 GMT), y tendrá réplicas en 24 provincias, además de Chile y Uruguay.

"Basta de femicidios. Desde Barcelona nos sumamos hoy a todos los argentinos para gritar bien alto #NiUnaMenos", dijo el mensaje firmado por Lio Messi en la red social Facebook.

Kirchner cuestionó incluso otras formas de "violencia" como "el piropo, grosero, soez, bajo" y programas de televisión que muestran "a la mujer cosificada, lolas (senos) y colas tocadas en público y medidas por IBOPE", la empresa que mide el rating de TV.

"La mujer convertida en objeto: Y si entonces en sólo una cosa, siempre habrá alguno que piense que puede romperla si no la tiene", sostuvo Kirchner.

La marcha se prevé masiva al contar con el apoyo de organizaciones humanitarias, estudiantiles, sindicales, judiciales, todos los partidos políticos e incluso de la Iglesia católica, culto mayoritario en Argentina.

"¡Basta de violencia contra la mujer! ¡Ni una menos! ¡Valoremos y respetemos la vida siempre, de punta a punta!", expresó la Acción Católica Argentina, una organización laica que depende de la Iglesia, para convocar a la marcha. 

El reclamo principal es que se aplique la ley de protección integral contra la violencia hacia las mujeres, aprobada en 2009 pero hasta ahora sin una reglamentación efectiva para proteger a las mujeres víctimas de violencia doméstica.

"Esta movilización tiene lugar porque hubo tres feminicidios emblemáticos recientemente", explicó a la AFP Fabiana Túñez, de la ONG Casa del Encuentro, que divulga cifras sobre feminicidios en un país sin estadísticas oficiales sobre el tema.