El delantero brasileño Neymar declaró este martes durante algo más de una hora ante un juez español que investiga presuntas irregularidades en su fichaje por el Barcelona en 2013.

El astro brasileño abandonó la sede madrileña de la Audiencia Nacional (principal instancia penal española) pasadas las 18h30 (17h30 GMT) entre flashes y escudado tras unas gafas de sol sin hacer declaraciones a los medios, constató la AFP.

Neymar, vestido con pantalón vaquero, camisa blanca y chaqueta negra, sólo se permitió hacerse algunos selfies y firmar algunos autográfos a jóvenes aficionados, antes de meterse en una furgoneta que lo trasladó al aeropuerto.

En el juzgado se quedó su padre declarando ante el juez José de la Mata, informaron fuentes judiciales.

El delantero había llegado una hora y media antes con su progenitor para comparecer como investigados en un supuesto caso de "estafa" y "corrupción entre particulares" por su traspaso al FC Barcelona, tras una demanda interpuesta por el fondo de inversión Brasileño DIS, que poseía un 40% de los derechos deportivos del jugador en el momento del fichaje.

En un primer momento, el Barcelona cifró oficialmente el traspaso de Neymar en 57,1 millones de euros (40 millones para la familia de Neymar y 17,1 para el Santos brasileño), pero la justicia española calcula que fue de al menos 83,3 millones de euros. 

Las mejores jugadas de Neymar en el último año: