Dos de los favoritos al título del Abierto de Australia, el español Rafael Nadal y la rusa Maria Sharapova a punto estuvieron de despedirse del torneo de Melbourne este miércoles, mientras que el suizo Roger Federer tuvo que remontar un set en contra.

Nadal necesitó 4 horas y 12 minutos para vencer a un rival desconocido, el estadounidense Tim Smyczek, por 6-2, 3-6, 6-7 (2/7), 6-3 y 7-5, y clasificarse para la tercera ronda, en la que se enfrentará al israelí Dudi Sela, número 106 de la clasificación mundial.

Visiblemente bajo de forma y sin la rapidez de piernas que le caracterizan, el finalista en Melbourne el año pasado cometió muchos más errores de lo habitual (53) ante un rival desconocido que nunca ha superado tres rondas en un torneo del Grand Slam.

Nadal, además, sufrió dolores de estómago que le obligaron a llamar al médico en el tercer set.

"Ha sido muy difícil para mi. Me sentí muy cansado tras el primer set. No sé exactamente que ocurrió. Me sentía deshidratado, con rampas en varias partes del cuerpo", explicó el español.