Hace 45 años, Paulo Cézar Lima se coronó como campeón con la Selección de Brasil en el Mundial de México 1970, aunque su problema con las drogas provocó que vendiera su medalla de monarca planetario.

Conocido como "Cajú", el hombre que fue compañero de Pelé en el "Scratch", vendió la máxima presea a la que puede aspirar un futbolista para financiar sus vicios. 

"Vendí mi medalla de oro del Mundial por droga", confesó Paulo Cézar a la cadena brasileña "Globonews".

"Cajú" participó en cuatro partidos en el Mundial de México 1970; en total tuvo 218 minutos de actividad. A nivel de clubes militó en Botafogo, Fluminense, Flamengo y Vasco de Gama, de su país; además del Olympique de Marsella de Francia y California SURF de Estados Unidos, entre otros clubes.