Abdulah Al-Qwabani acaparó la atención en la jornada del Mundial de Atletismo de Beijing 2015.

El atleta yemení se atrevió a correr los cinco mil metros descalzo, en la serie en la que competía el gran favorito Mo Farah.

Aunque Al-Qwabani terminó último de su hit eliminatorio, fue ovacionado cuando cruzó la meta, casi tres minutos después del grupo que encabezó la competencia.

"Empecé a correr hace 16 años y me encanta la sensación de correr descalzo. Me fascina tocar el piso con mis pies", indicó a los reporteros que centraron su atención en el atleta de 16 años.

En el Maratón Olímpico de Roma 1960, Abebe Bikila pasó a la historia por ganar la prueba sin zapatos, una hazaña que en un futuro podría igualar Abdulah Al-Qwabani, el héroe de la jornada del Mundial de Atletismo.