Fernando Torres, el preferido de la afición del Atlético de Madrid volvió esta semana al club español y recibió este domingo una espectacular acogida en el Vicente Calderón, ante cerca de 40 mil aficionados reunidos para asistir a la presentación del delantero.

"Es bonito volver a casa", exclamó el internacional español (30 años y 110 partidos) vestido con su camiseta rojiblanca por primera vez en siete años.

Pese al frío sol de invierno, el Calderón respiraba el ambiente típico de un día de partido con tres de las cuatro tribunas a rebosar. Fueron, según el club, entre 35 y 45 mil hinchas reunidos para aplaudir al icono Torres, lejos de las seis mil, por ejemplo, que se citaron para recibir al francés Antoine Griezmann, fichaje más caro del club esta temporada (30 millones de euros).

"Algún día me tenéis que contar que he hecho para que me tratéis tan bien", se preguntaba el nuevo 19 colchonero, cedido hasta 2016 por el Milan, mientras la multitud entonaba su nombre.

¿Que qué es lo que ha hecho? Formado en el club, el chico de Fuenlabrada (municipio a las afueras de Madrid) debutó con el primer equipo en 2001 con solo 17 años, cuando el Atlético pasaba sus "dos años en el infierno" de la segunda división española.

Luego de haber ascendido de nuevo a la élite, Torres evolucionó y se convirtió en la estrella del equipo, del que fue capitán y con el que firmó 91 tantos en 244 partidos.