Lo que era un partido amistoso entre los equipos Leonessa Brescia y Assigeco Casalpusterlengo, de la A2 de Italia, terminó en susto cuando el jugador Alessandro Pagani sufrió un infarto y se desplomó en la cancha.

Una mujer, que se encontraba como fanática en el partido, auxilió al jugador del Assigeco.

La chica, no identificada, posee conocimientos médicos y realizó un masaje cardiaco con éxito hasta estabilizar a Pagani, para que fuera llevado a un centro de atención.

Pagani, de 21 años, fue trasladado al hospital de Manerbio, donde permanece sedado en la Unidad de Cuido Intensivo.