Lorena Sabio regresaba a casa desde el Monumental, junto con su hija Altea de 8 años, después del clásico entre River Plate, al que ella es aficionada y el Boca Juniors, cuando fue brutalmente agredida por un grupo de seguidores "xeneizes".

El partido que terminó por 1-0 a favor de "los millonarios" por las semifinales de la Copa Sudamericana el pasado 27 de noviembre, causó la molestia de los hinchas de Boca, que golpearon en el rostro a Sabio cuando ella conversaba en la calle, sobre el triunfo de su equipo.

Su fotografía, con el rostro ensangrentado ha causado indignación en las redes sociales y en diferentes medios de comunicación.

Lee también: Fotos: Hinchas matan a futbolista argentino