Cuando se habla de Fórmula 1 es imposible no pensar en Michael Schumacher.

"Schumi" es el mejor piloto de la historia del "Gran Circo" y el máximo ganador con siete campeonatos conseguidos en 1994 y 1995 y entre 2000 y 2004.

Pero para desgracia del conductor alemán y de sus miles de fanáticos alrededor del mundo, el 29 de diciembre de 2013 su vida dio un giro de 180 grados.

Schumacher se encontraba de vacaciones en los Alpes franceses, cuando tuvo un fuerte accidente de esquí que le provocó graves lesiones cerebrales. Su estado critico obligó a los doctores a intervenirlo mediante un coma inducido que le duró varios meses.

Pero, a pesar de todo, el alemán que llevó a la gloria a Ferrari salió del coma el 16 de junio del año pasado.

Aunque ha pasado más de un año desde que "Schumi" despertó, es un misterio cómo ha evolucionado su salud, pues su familia y representantes rara vez hablan con la prensa, además aún no sale de su casa en el rancho de Gland, en Suiza.