Además de las tradicionales 10 selecciones sudamericanas, en Chile 2015 habrá dos equipos que no pertenecen a la Conmebol: México y Jamaica, que debuta en el torneo. Sin embargo, el equipo “Tricolor” ha tenido actuaciones destacadas en el torneo sudamericano desde que comenzó a participar, las cuales lo han hecho el “invitado incómodo” de la Copa América.

En 1991, la Conmebol envió una invitación formal a la Federación Mexicana de Futbol para que la selección de México participara en el torneo de selecciones más antiguo del mundo y el de mayor relevancia en el continente, la Copa América. Tras el “sí”, se pactó que en la copa de Ecuador 1993 sería el debut del equipo “Tricolor”.

Desde aquella fecha México se ha convertido en un invitado “incómodo” para las selecciones sudamericanas, a pesar de que nunca ha logrado ganar el torneo: sólo una vez, el “Tri” no logró superar la fase de grupos (2011), en tres ediciones ganó el tercer lugar (1997, 1999 y 2007) y dos veces se ha quedado cerca de coronarse cuando cayó en la final ante Argentina y Colombia (1993 y 2001).

Además, la Selección Mexicana es el único invitado de Conmebol que ha participado en todos los torneos desde 1993, y lo seguirá haciendo de manera indefinida, pues luego de una reunión entre directivos de Conmebol y Femexfut en 2011, se decretó que el equipo “azteca” sería un “invitado permanente” del torneo.

México participará en Chile 2015 con un plantel alternativo debido a que también disputará la Copa Oro de su confederación, la Concacaf, la cual otorgará medio boleto a la próxima Copa Confederaciones 2017, y aunque debido a esto, no es considerado dentro de los principales favoritos para ganar el torneo, el “Tri” podría revalidar su mote de “invitado incómodo” y sorprender a más de uno a partir del 11 de junio.