El increíble mes de noviembre de Lionel Messi lo podría cambiar todo. Luego de haberse convertido en el máximo goleador histórico de la Liga, el argentino ha dado un golpe de efecto en su carrera con el portugués Cristiano Ronaldo por ganar el Balón de Oro.

En solo tres semanas, Messi, de 27 años, acrecentó su leyenda en Europa y España. Al principio de noviembre, el delantero del Barcelona igualó al español Raúl, icono del Real Madrid, como máximo goleador histórico de la Liga de Campeones con 71 goles.

El sábado, firmó un triplete contra el Sevilla (5-1), superó el récord del mítico Telmo Zarra, que anotó 251 goles con el Athletic Bilbao, y estableció una nueva plusmarca de 253 tantos en su carrera.

Para cerrar este "Gran Slam", Messi debe dar un paso más: superar por fin a Raúl. Ese objetivo lo podría conseguir este martes en la visita al Apoel Nicosia (13:45 horas). Si el argentino no lo consigue Cristiano Ronaldo (70 goles) puede adelantarle el miércoles en Basilea.

Pese a sus récords, "la Pulga" no ha ganado ningún gran título en 2014, lo que podría perjudicarle en la carrera del Balón de Oro.