Lionel Messi será juzgado en España por fraude fiscal después de que la justicia desestimara el último recurso de sus abogados.

En un acto hecho público el miércoles, el tribunal mantuvo la acusación a Messi y su padre Jorge Messi por el presunto impago de 4,1 millones de euros (5,3 millones de dólares) a la Hacienda española entre 2007 y 2009.

La decisión se conoció apenas días después de que Messi y el Barcelona coronasen una temporada histórica con el triplete de títulos: Liga, Copa del Rey y Liga de Campeones. El astro argentino se encuentra actualmente concentrado con su selección en Chile para disputar la Copa América.

Solo un acuerdo extrajudicial impediría a los Messi sentarse en el banquillo de los acusados. La fecha del juicio todavía no está fijada.

Messi ya hizo un pago de más de 5 millones de euros (6,6 millones de dólares) en agosto de 2013 para cubrir impuestos atrasados más intereses. Pero la justicia advirtió entonces que ese dinero no eximía de un posible delito cometido con anterioridad.