Max Verstappen tiene una edad con la que en muchos países aún no podría conducir de forma legal un vehículo. Es más, el piloto holandés de la Formula 1 no posee el carnet para manejar. Pero lo anterior no fue impedimento para que se convirtiera en el más joven en puntear en la "Gran Circo". 

Con apenas 17 años, cinco meses y 27 días, el hombre de Toro Rosso sumó seis unidades, luego de cruzar la meta del Gran Premio de Malasia en séptimo lugar, para romper el récord que le pertenecia a Daniil Kvyat. El ruso sumó puntos en el Gran Premio de Australia del año pasado con 19 años, 10 meses y 18 días. 

Verstappen se mostró satisfecho por su accionar en el segundo GP de la temporada. "Lo disfruté muchísimo. Me siento muy feliz y emocionado por el resultado", dijo el holandés, que a su corta edad ya posee una marca del "Gran Circo".

A pesar de solo tener 17 años, Max tiene una experiencia detrás del volante de más de 10 años, pues desde los siete años comenzó a competir en las carreras de karts. Además, cuenta con el talento automovilístico en la sangre, ya que su padre Jos Verstappen fue compañero del mítico Michael Schumacher en la escudería Benetton, a mediados de la década de los años 90. 

Aunque aún es muy pronto para saber si Verstappen seguirá los pasos del éxito, lo cierto es que la hazaña que logró no la pudo realizar ni siquiera el tetracampeón Sebastian Vettel, quien punteó por primera vez a los 19 años, 11 meses y 14 días, en el Gran Premio de Estados Unidos de 2007.