Los guatemaltecos demostraron una vez más su solidaridad, e inundaron este domingo la Avenida Reforma en el marco de la edición 25 de la Carrera Arco Iris, a beneficio de la Unidad de Oncología Pediátrica.

Acompañados de amigos, con sus mascotas, a pie o en bicicleta, más de ocho mil personas participaron de esta competencia familiar de cinco kilómetros.

"Me causa mucha emoción ver a tantas personas, cuando la primera vez hace 25 años corrieron solo 150 personas, todos médicos. Esperamos haber superado los 10 mil participantes. Agradecemos a todas las personas que vinieron porque con su ayuda salvaremos muchas vidas", expresó María del Rosario de Valdés, una de las fundadoras de la Carrera Arco Iris y miembro de las Damas del Club Rotario, que organizó el evento.

Varios niños pacientes de la Unop, estuvieron presentes y animaron la actividad. Todos muy sonrientes y agradecidos, soltaron varios globos al inicio de la carrera en la Plaza Obelisco. 

También te puede interesar:

Ayuda que se convierte en vida para los niños